Todo Comienza con una Idea

Tal como lo dice el título de esta publicación, “Todo Comienza con una Idea”, la casa donde vives, el auto que conduces, la computadora o smartphone que estás usando para leer este artículo, todo, absolutamente todo comienza con una idea.

Mucho se ha escrito al respecto, de todo lo que he encontrado publicado hay una persona que recuerdo que llevó sus ideas a la realidad, basado en su “tozudez”, podríamos decir, un viejo porfiado, pero también perseverante y que, bien o mal (cada uno puede juzgar si lo quiere) encontró el modo de motivar a su equipo de ingenieros a dar lo mejor de sí mismos para conseguir los resultados (o productos) que él esperaba.

Esta historia, que me gusta recordar, es la del “imposible motor V8” de Henry Ford. Para hacer referencia a ella usaré algunos párrafos del libro “Piense y Hágase Rico” de Napoleon Hill:

Henry-Ford-with-V8-Engine                   NapoleonHill

Henry Ford y su motor V8                                                   Napoleon Hill

“Cuando Henry Ford decidió fabricar su famoso motor V8, quiso construir un motor con los 8 cilindros alojados en un solo bloque, y dio instrucciones a sus ingenieros para que produjeran un prototipo del motor. El proyecto estaba ya realizado sobre el papel,  pero los ingenieros acordaron que era de todo punto de vista imposible embutir 8 cilindros en un motor de un solo bloque.

–Constrúyanlo de todas maneras-dijo Ford.

-Pero ¡es imposible!-replicaron ellos.

-Adelante-ordenó Ford-, y no dejen de trabajar hasta haberlo conseguido, no importa cuanto tiempo haga falta.

Los ingenieros pusieron manos a la obra. No tenían otra opción si querían seguir siendo parte del equipo de Ford. Seis meses transcurrieron sin que obtuvieran resultados. Pasaron otros seis meses, y todavía no habían conseguido nada.

Todo lo que fuese posible hacer para cumplir con la consigna fue ejecutado a conciencia por el equipo de ingenieros. Realmente intentaron todo lo que se les ocurrió para hacer realidad el sueño de Ford. Los ingenieros probaron todos los planes concebibles para llevar a cabo el proyecto, pero aquello parecía incuestionable: ¡era imposible!

Al cabo de un año, Ford se reunió con los ingenieros que volvieron a informarle que no habían hallado manera de cumplir sus órdenes.

-Sigan con el trabajo- dijo Ford- quiero ese motor, y lo tendré.

Continuaron haciendo pruebas y, entonces, un día el secreto se reveló. Lo habían conseguido. La constancia de Ford había ganado otra vez.

Así nació el primer motor V8, a partir de sólo una idea!

 

Un comentario en “Todo Comienza con una Idea

  1. Pingback: Grandes Sueños Tienen Gran Poder | Un Mundo Feliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s